¿Cómo hacer un amuleto de la suerte?

Efectivamente te vamos a explicar como hacer fácilmente un amuleto de la suerte que realmente funcione. ¡Vamos allá!

A todos nos ha surgido la pregunta en algún momento. La mayoría de las veces se nos pasa por la cabeza y vuelve. Pero si  estás leyendo esto, es porque has decidido profundizar en el tema e ir más allá… y crear tu propio amuleto de la suerte.

Pues bien, estamos aquí para ofrecerte una forma fácil y divertida de hacer tu propio amuleto de la suerte.

Si quieres conocer «Los amuletos tradicionales de la buena suerte» pincha ¡AQUÍ!

¿Cómo fabricar mi amuleto de la suerte en 4 pasos?

¡Vayamos al grano y veamos lo fácil que es hacer un amuleto de la buena suerte!

La duración del proceso puede variar de una persona a otra. Para los más inspirados y para los que saben sentir las cosas instintivamente, se puede hacer en muy pocos minutos. Para aquellos a los que les resulta más difícil sentir lo que les falta, necesitarán días (o incluso varias semanas) de reflexión personal.

¡No te preocupes! Sólo en muy raras ocasiones el proceso de fabricación de un amuleto casero de la suerte lleva tanto tiempo. ¡Empezamos!

1) Encuentra un «soporte físico» para tu amuleto de la fortuna

Puede ser una joya, una piedra, un llavero, una foto, un objeto muy simbólico recordando a un familiar, una moneda, una rama, un objeto de colección, una pulsera, un collar, una estatuilla como la de un Santo, frutos secos, granos de café, etc… En definitiva, todo aquello que aún no está cargado de una determinada energía y que te gustaría llevar contigo en el día a día. Este paso es importante porque este objeto constituirá el corazón de tu amuleto de la suerte.

Así que tómate el tiempo necesario para pensar en ello y pensar que objeto te parece el ideal para llevar la suerte contigo.

2) ¡Purifícalo, dale energía, levántalo!

Una vez que el objeto elegido está en tus manos, dedica unos minutos a pensar en él. Haz un vacío mental y solo piensa en ese objeto. Procura estar en un lugar tranquilo lejos de ruidos y distracciones como la TV o personas.

Mantenlo cerca de ti y medita un poco con él para ver si realmente te conviene.  Esto te permitirá eliminar el pasado con las malas vibraciones de ese objeto y conectarlo contigo.

En definitiva, te sientes bien con ese objeto, será entonces el momento de marcarlo con tu energía. Para ello, basta con llevarlo durante unos 10 – 15 minutos.

Ten cuidado, tu piel debe estar en contacto con este objeto en todo momento.. También puedes intentar visualizar toda la positividad posible para acelerar el proceso. Cuando hayas olvidado la presencia de este objeto, será una señal de que sus respectivas energías positivas se hayan sincronizadas.

3) Elige un símbolo específico

Todos los símbolos que existen en nuestro mundo tienen una energía diferente.

De hecho, son una puerta privilegiada a los niveles más altos de nuestro inconsciente. Saben expresar emociones escondidas en lo más profundo de la imaginación humana.

En resumen, algunos símbolos te convienen más que otros, es evidente. Por lo tanto, elegir el adecuado es un paso esencial para hacer tu amuleto de la buena suerte.

Si ya tienes un símbolo de la suerte, algo que te acompaña desde tu nacimiento, también puedes utilizarlo. En resumen, tienes que elegir algo que sea personal y que satisfaga tus necesidades. Seguro que durante tu vida por el motivo que sea has decido que algún símbolo fuese tu amuleto de la suerte y de la protección. Un ejemplo muy típico una joya de tu padre o tu madre, algo que haga que te los tengas siempre a tu lado. Estas emociones son buenas y hay que disfrutar de ellas en todo momento y en los momentos malos es cuando tengo que cogerlo en la mano y pedirle ayuda con oraciones.

A menudo, esto requerirá una introspección previa. Sí, atraer la suerte no es para los supersticiosos, sino para los de mente abierta y humilde. Una vez que hayas encontrado tu símbolo, puedes pintarlo, dibujarlo o incluso grabarlo en ese objeto elegido como amuleto de la suerte.

4) Comprueba la eficacia de tu amuleto de la suerte

Cuando has seguido todo los pasos mencionados de 1 a 3, lo normal es que tengas fabricado un amuleto de la buena suerte lleno de buenas energías.

Está claro que cada paso implica una gran dosis de subjetividad. Tienes que creer fuertemente en tu nuevo amuleto de la fortuna porque si no es el caso desde luego no va a funcionar

Así que te aconsejamos que lleves tu nuevo amuleto de la suerte durante unos días y veas qué efecto tiene. Entonces podrás decidirte por él. Al fin y al cabo, este amuleto que has creado para ti debe traer siempre la buena suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.