qué es el Feng-Shui

¿Para qué sirve y qué es el Feng-shui?

En estos tiempos en que a causa de la pandemia debemos pasar tanto tiempo en nuestros hogares, conocer para qué sirve y qué es el Feng-shui puede resultar interesante y reconfortante.

Aunque es un sistema filosófico ancestral inspirado en el Taoísmo, gente de todo el mundo valora los beneficios del Feng-shui en su manera de vivir. Y es que en China utilizan desde hace mucho esta herramienta para armonizar sus espacios.

¿Qué es el Feng-shui?

El Feng-Shui -que en chino significa literalmente viento y agua es una antigua técnica imperial empleada originalmente en la construcción de sus palacios.

También se relaciona con la energía vital de las personas y la búsqueda del equilibrio entre esa energía y la distribución y orientación de los espacios.

Podemos basarnos en esta filosofía para planificar la decoración en los lugares donde necesitamos que nuestra energía fluya más, pues se modifica según la distribución del espacio y la ubicación de los objetos.

El Feng-shui se inspira en dos principios opuestos pero complementarios: el Ying y el Yang, lo positivo y lo negativo. Según la cosmogonía china, estos son los elementos que rigen el universo.

Para esta técnica milenaria los puntos cardinales también se corresponden con los puntos de referencia como con los órganos del cuerpo humano. Por ejemplo, el Norte se relaciona con el riñón, los huesos y el oído. El Sur, con el corazón, las arterias y los ojos.

¿Cómo funciona el Feng-shui?

Para obtener los beneficios del Feng-shui y funcione para el libre flujo de energía y armonía en el hogar, existen  elementos generales  a los cuales prestar atención:

1. La luz solar: es imprescindible tenerla si quieres tu hogar lleno de energía positiva.

2. Los colores: si necesitamos iluminar artificialmente, convienen emplear los colores de acuerdo con el uso que se le dará al espacio.

  • Rojo: símbolo de la pasión, regocijo y esparcimiento. Perfecto para la sala o salones de juegos.
  • Marrón: representa el elemento Tierra. Es un color que simboliza equilibrio y seguridad. También confort y comodidad. podemos tenerlo en muebles de madera.
  • Azul: este símbolo del agua favorece la paz y la pulcritud. Es ideal para los dormitorios.
  • Blanco: se relaciona con la fuerza, la resistencia y la individualidad. Por ello abusar de él puede conllevar al distanciamiento.
    • Verde: asociado con la naturaleza y la abundancia. Estimula la vitalidad, la tranquilidad y sirve para reposar la vista. Ideal para un dormitorio, un baño o el cuarto de los niños.

3. Objetos: el Feng-shui recomienda que deben ir colocados en lugares específicos. Además, que sean alegres, no transmitan ningún sentimiento negativo y no sean excesivos en la decoración para no impedir la fluidez de la energía.

4. Orden: aunque la vivienda sea de reducidas dimensiones, los objetos deben permitir el libre tránsito de las personas, sin entorpecer el paso con muebles que deban rodearse.

5. Las plantas: son pertenecientes al elemento madera y son fundamentales para equilibrar los cinco elementos que integran el mundo: madera, fuego, tierra, metal y agua. Además, atraen el amor: si vives en pareja, pon unas cuantas en tu habitación.

6. Puertas y ventanas: ayudan a la entrada y fluidez de la energía. El Feng-shui aconseja no tener más de una puerta de entrada y poner cortinas a las ventanas.

7. Pisos: lo más uniforme posible, sin divisiones que interrumpan la energía.

8. Objetos que no deberías tener: botellas vacías, relojes parados, cuadros de abatimiento o violencia y objetos duplicados.

De todos los ambientes, el dormitorio es el más importante: dormidos somos más sensibles a la energía. De modo que hay que prestar especial atención en organizarlo y decorarlo acertadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *